Uso de los Elementos Químicos en la vida diaria

Los elementos químicos son fundamentales para cualquier trabajo de mezcla que se realiza a diario, incluso para las tareas consideradas más simples. Conocer sobre cómo funciona la química y sus componentes principales en cualquier aspecto de la vida ayuda a evitar accidentes e inconvenientes.

A pesar de que existen profesiones especializadas para estudiar la química, no tiene mucha complicación cuando la usamos de una forma constante. Aquí explicaremos dónde encontrar procesos químicos en la vida diaria, incluso en las situaciones y lugares donde no creíamos que se encontraran.

Relevancia de los elementos químicos en la vida diaria.

El paso inicial para reconocer los distintos procesos químicos simples es conocer todos los elementos involucrados en ellos en la tabla periódica. En ella se reflejan todos los elementos químicos, con su peso y valor atómico, que definen el comportamiento en sus diferentes estados.

Cuando ya se conozcan y manejen estos aspectos, será mucho más fácil el identificar estos procesos cinéticos que se hacen a diario. El ejemplo más común de la química es el intercambio de dióxido de carbono por oxígeno en las células de la sangre.

Al hervir el agua, su temperatura aumenta y permite que las bacterias y virus presentes en ella mueran y no ocasionen daño. Esto es un proceso químico muy singular, ya que cada bacteria y cada virus necesita de una temperatura específica para poder morir.

Pasa también al cocinar cualquier alimento, sobretodo para todo tipo de carnes, que se aconseja que se cocinen durante un tiempo determinado. Un gusano que puede transmitirse por no cocer de forma correcta la carne es el de triquinosis, que afecta al sistema digestivo.

No sólo se trata de cuidar nuestra salud, el mezclar y hacer los mejores sabores culinarios también implica un proceso químico importante. El azúcar y la sal se comportan distintos en la cocina, por eso, nuestras papilas gustativas los detectan de una forma diferente.

Los componentes químicos que se encuentran dentro del azúcar de y la sal son denominados la glucosa y el cloruro de sodio. Incluso, su forma de actuar en nuestro cuerpo es distinta, actuando en diferentes zonas, pero con el objetivo de desarrollar la energía.

Experimentos de algunos elementos químicos para poder hacer en casa.

Un experimento químico interesante es el de crear cristales de sal, que se puede hacer fácilmente en casa, sin ningún elemento importante. Se coloca en un vaso de agua una cantidad de sal, se disuelve y luego se deja reposando por días, formando cristales.

Para probar la efervescencia de los elementos, puedes mezclar bicarbonato con vinagre, que sirve para limpiar y aclarar las baldosas y pisos. Esto se debe a que el ácido del vinagre reacciona con el carbonato, haciendo que desprenda dióxido de carbono de forma rápida.

Este experimento se puede mezclar con colorantes de distintos colores para crear un efecto visual más notable e interesante para el espectador. Para los experimentos escolares donde se quiere demostrar la explosión de un volcán, esta es la mezcla que desarrolla el efecto necesario.

Volviendo a hervir el agua, está demostrado científicamente que si se le ha añadido sal, tarda mucho más tiempo en lograr hervir. Se debe a que los iones de sal se interponen en el movimiento de los del agua, retrasando el aumento de temperatura.

El jabón con el agua se disuelve, ya que baja o disminuye la concentración de sus componentes, creando una consistencia más aguada. Esto también se puede aplicar con muchas mezclas que tenga una consistencia pesada y necesite de más fluidez para su uso correcto.

Deja un comentario