Como Funciona una Impresora 3D | Blog

¿Cómo funciona una Impresora 3D?

Impresora 3D




Las impresoras 3D llegaron para cambiar totalmente la forma en que vemos la fabricación de objetos. La tecnología – también conocida como “técnica de fabricación aditiva” o Fuso Deposition Modeling (FDM) (modelado por fusión y depósito) – funciona con la adición de capas superpuestas.

Ya existen decenas de métodos diferentes de impresión en 3D. Cada uno trabaja de una manera distinta y utiliza materiales propios, que pueden variar de simples aleaciones plásticas a incluso tejidos humanos y alimentos.

Modelado por Fusión y Depósito – Fused Deposition Modeling (FDM)

El modelo más común de la impresora 3D funciona de manera sorprendentemente sencilla. El primer paso de la creación es el desarrollo del objeto en el ordenador. Con la ayuda de un software de edición en 3D; usted puede hacer prácticamente lo que quiera, siendo que el único límite es su imaginación.

Una vez que el modelo tridimensional está listo, es necesario enviarlo al software de la impresora para que pueda definir las características principales, como las dimensiones y la “resolución” de la imagen, que se mide por el grosor de las capas superpuestas en el momento de la impresión. Cuanto más detalles, mejor será la calidad del objeto, pero mayor será el tiempo de impresión.

Una vez que haya terminado de seleccionar la configuración principal, el software de impresión compila todos los datos y “rebanada” el objeto en cientos de capas. Después de eso; estos datos se envían a la impresora, que inicia el proceso de creación.

El mecanismo de la impresora es relativamente sencillo. El inyector de material se calienta y tira de una especie de filamento plástico que se enrolla en una bobina, como si fuera un rodillo de cuerda. Conforme el mecanismo derrite el material, lo inyecta sobre una base, moviéndose en los ejes X e Y para crear las capas.

Una vez que una capa está lista, la base – fija en el eje Z – desciende unos milímetros y el mecanismo procede con la creación de la siguiente capa hasta que el objeto quede listo. Este proceso puede tardar de pocos minutos hasta algunas horas; lo que va a determinar este tiempo es la complejidad del modelo impreso y, por supuesto, la calidad de la impresora.

Este tipo de impresora puede tener una pequeña variación en el proceso de impresión: en lugar de que la extrusora se mueva en los ejes X e Y. Quien hace ese movimiento es la base, mientras que la extrusora se mueve en el eje Z. Por lo demás, el sistema operativo es similar.

Este es el tipo de impresora más utilizado por aquellos que sólo buscan un hobby; ya que su fabricación es relativamente simple y se pueden montar en casa con relativa facilidad. Una de las ventajas de este tipo de modelo es que muchas de las piezas mecánicas utilizadas por la impresora pueden ser fabricadas por ellas mismas.




¿Qué se puede imprimir en una Impresora 3D?

La tecnología está evolucionando y, muy pronto, será posible imprimir casi todo en un equipo de estos. Una de las piezas más inusitadas ya creadas por impresoras 3D son armas de fuego completamente funcionales.

¿Ha pensado en sustituir órganos humanos por modelos impresos en laboratorio? Pues sé que esta tecnología ya existe; aunque aún tarda un tiempo para que pueda ser efectivamente puesta en práctica; los investigadores ya han logrado desarrollar vasos sanguíneos a partir de azúcar e incluso un riñón completamente funcional.

Otro propósito noble ofrecido por las impresoras son prótesis y exoesqueletos para personas con discapacidad motora. Una de las mayores ventajas, en este caso, es la rápida sustitución de las partes si alguna de ellas se rompe; algo que es común ocurrir principalmente con los niños.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *